Cibervenganza: Relato de una víctima | ¿Qué hacer y cómo actuar?

Cuidado al practicar el sexting, como le pasó a Alien: confió ciegamente en dos personas pero éstas por cibervenganza, publicaron sus packs

Sexting y Cibervenganza

Imagínate que al despertar un día y abrir alguna de tus redes te encuentras con una notificación y miles de comentarios sobre imágenes íntimas tuyas, hiciste sexting y ahora el mundo lo sabe, gracias a una cibervenganza.

Además, tú sabes bien que en Facebook, Twitter e Instagram tienes como contactos a amigos, familiares, compañeros de trabajo y quizá hasta tu jefe. Sientes un aire helado recorriendo tu espalda y sabes que tus relaciones sociales pueden cambiar drásticamente.

¿Perderé mi empleo por esto? ¿Qué pensarán ahora de mí mis tías y primos? ¿Mis sobrinos me volverán a ver igual después de esto? ¿Qué voy a hacer ahora? Todas estas preguntas pasan por tu cabeza en cuestión de segundos.

Esto le pasó a Alien (así quiso que la llamáramos para resguardar su identidad), una víctima de cibervenganza que vio defraudada la confianza que había depositado en dos personas.

Sexting, compartir contenido a otra persona. Mujer en bañera

¿Qué es la cibervenganza o pornovenganza?

El enviar contenido propio de índole sexual, conlleva a una gran responsabilidad, ya que al enviar contenido erótico propio, la persona que ahora lo tiene, puede hacer uso de ello.

Si a la persona que le enviaron las fotos o videos sexuales, lo publica, divulga, incluso lo viraliza por medios digitales sin el consentimiento de la persona, podemos definirlo como cibervenganza sexual o pornovenganza.

Cuando te das cuenta que por hacer sexting, por cibervenganza suben tu pack

Regresando al caso de Alien, ella practicó sexting con una pareja sentimental, confiando plenamente en él y en la seguridad de las imágenes que envió, pero cuando se dio por terminada la relación, el afectado decidió cobrárselas con la reputación de Alien.

«En algún momento tuve una relación, y entonces practiqué sexting, esto es algo que practicas cuando estás conociendo a alguien. Todo es muy feluz, todo es muy bonito mientras tienes una pareja. Pero un día terminas con esa persona y de repente encuentras tu pack en twitter«, nos relató.

Alien se vio como víctima de una persona que decidió vengarse de ella por terminar una relación al avergonzarla públicamente.

«Me dio muchísima pena, y además me enojé bastante porque es algo que haces en confianza, que finalmente si ya no estás con esa persona pues ya no pasa nada, pues no, no se vale».

Mujer triste por cibervenganza

Esto le puede pasar a cualquiera, confías en una persona, crees que todo es maravilloso, le das más intimidad al practicar sexting, pero al terminar la relación no falta que la expareja se desquite mediante la vergüenza pública.

Otro caso más de cibervenganza con sexting, ¿Un amigo?

La venganza cibernética puede llegar de cualquier parte, Alien relató que tenía un amigo con acceso a todos sus archivos entre las que se encontraban sus fotos eróticas, y como ella no quiso tener una relación sentimental, él se desquitó publicando sus imágenes en un perfil falso de Facebook, incluso publicando mentiras como: Ella tenía una relación con un hombre casado.

«Él en verdad se empeñó para que mi círculo de amigos intentara pensar la historia de que yo me estoy metiendo con el marido de no sé quién», detalló Alien.

Hacer públicas imágenes íntimas trae consecuencias sociales importantes, los efectos de la vida digital se hacen presentes en la vida real, especialmente si suponemos que atrás de cada perfil de una red social hay personas.

«Entre mis conocidos hubo de dos: algunos que estuvieron escribiendo al perfil falso preguntando más, como chismeando y que me hicieron saber lo que les decían, y, por otro lado, hubo gente que me dijo que no debería hacer eso, no me atacaron, pero sí me juzgaron» contó.

Mujer llorando con flor, por cibervenganza al hacer sexting

¿Qué debes hacer si tus imágenes están en Internet sin tu permiso?

En primer lugar, debes solicitar a la red social en la que están esas imágenes que estas sean eliminadas.

Aunque lo que se sube a Internet se queda en Internet, la eliminación de cuentas falsas o de ciertas imágenes puede minimizar los daños.

Además de acudir con los administradores de las redes sociales, es posible recibir asesoría por parte de la Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Todo lo que se sube a internet, se queda en internet

Antes de realizar prácticas como sexting es muy importante saber que las imágenes pueden seguir circulando en Internet aunque se eliminen de determinadas cuentas, ya que estas pueden ser compartidas y viralizadas en pocos segundos.

El mal uso de una imagen puede afectar a hombres y mujeres y el alcance de las redes puede traer consecuencias nocivas en todos los aspectos de la vida.

Cuidado con el sexting, hombre llorando por cibervenganza

Si debido a diversas circunstancias te tocó lidiar con un caso de cibervenganza, o a alguno de tus conocidos, lo mejor que puedes hacer es asumir tu responsabilidad en la publicación de tus imágenes y tratar de minimizar los daños.

Siempre es posible denunciar el uso de la imagen o de la identidad en las redes y solicitar auxilio y asesoría por parte de las autoridades competentes.

Las víctimas «Pueden acudir con nosotros o con el Ministerio Público para levantar o formalizar una denuncia en el ámbito penal, ya que se está haciendo mal uso de la imagen, entonces se denuncia» nos comentó la Policía Cibernética.

La seguridad de las imágenes y datos en la red es un asunto que compete a todos nosotros y en todo momento, especialmente porque lo que ocurre en el ámbito digital afecta a la vida real.

Mujer triste por cibervenganza

La mejor forma de evitarlo es no enviar fotografías. Piensa bien a quién le das tus fotos eróticas y videos o si merece la pena enviarlas, recuerda, hasta la persona más tierna y amable, puede actuar por cibervenganza.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *