Sólo el 0.05% de los hackers recibe castigo

Sólo 0.05% de los hackers son castigados, para evitar que el crimen se apodere de los datos de los usuarios es necesaria la colaboración de todos

0.05 hackers es castigado

La facilidad con la que se ocultan las organizaciones dedicadas al cibercrimen, así como el carácter global de internet ocasionan que sólo el 0.05% de los hackers sean castigados en el mundo.

¿Qué es lo que hace tan lucrativo al cibercrimen?

En el mundo de la información se dice que los datos son el oro de internet, considerando que una buena parte de la población en el mundo consume algún tipo de servicio que depende de transacciones en línea es posible entender este tipo de afirmaciones.

La presencia de internet y la dependencia que tenemos respecto a este medio de comunicación hace que los delincuentes interesados en aprovechar la información en su favor busquen la manera de obtenerla y de lucrar con ella.

Hackers festejando un ataque cibernético
Los hackers obtienen recursos de sus ataques y de quienes los contratan

Nuestra identidad es el bien más preciado que tenemos, gracias a ella podemos hacer o recibir pagos, interactuar con otras personas u organismos, solicitar algún tipo de servicio o bien vender algún producto.

Dada la cantidad de transacciones que solemos hacer en internet y del compromiso que adquirimos con esas transacciones es que los delincuentes buscan apropiarse de nuestra identidad.

Pero el modo en se apropiará de ella será mediante fraudes que no muestren a la víctima que lo es sino hasta que ya es tarde y no puede hacer gran cosa.

El cuidado ante las amenazas cibernéticas

En buena medida, como usuarios de servicios de internet debemos ser cuidadosos sobre los sitios en los que dejamos nuestros datos, pero nos hemos acostumbrado a ser descuidados, al menos hasta que algo pasa.

A veces pensamos que los ataques en internet son directos, creemos que sólo llegan mediante una vía, pero lo cierto es que los hackers buscan varias maneras de hacernos caer en sus trampas y en parte por esa versatilidad que nos impide identificarles es que no se castiga a más del 0.05% de delincuentes cibernéticos en el mundo.

La imagen del hacker

En parte por lo que vemos en series de televisión o en películas nos imaginamos a un hacker como un individuo aislado que trabaja desde el sótano de su casa, pero no hay nada más alejado de la verdad que eso.

Los hackders que son responsables de los ataques más peligrosos y menos notorios en la red son organizaciones que trabajan desde laboratorios, son personas que han estudiado mucho y que atacan en equipo, por lo que la mejor manera de enfrentarlos es en equipo.

Persona programando
Los ataques de los hackers son cada vez más sofisticados

De acuerdo con el Jefe de Perspectivas de Seguridad y Alianzas Globales contra Amenazas en FortiGuard Labs de Fortinet, Derek Manky, para luchar contra el Cibercrimen es necesario unir todas las fuerzas posibles, y eso incluye a organismos e individuos.

«La lucha contra el cibercrimen es un esfuerzo de colaboración, con expertos en ciberseguridad, fuerzas del orden y responsables políticos que se asocian con las industrias y el público en general para luchar en la guerra contra el cibercrimen.» dijo

Las amenazas cada día son más sofisticadas e involucran a individuos que habitan en distintos puntos del globo terráqueo, a veces en países en los que no es posible la extradición, desde donde atacan a entidades de otros paises.

Los ciberdelincuentes están financiados

Algo que debemos aceptar para comenzar una verdadera lucha contra los hackers es que los delincuentes cibernéticos están organizados, es decir son parte del crimen organizado y por lo mismo, no trabajan gratis.

A veces los gobiernos, las empresas organizaciones e individuos buscan perjudicar a otros, ya sea competidores u opositores, y para ello costean campañas de ataque cibernético en contra de sus víctimas.

Los hackers contratados buscan realizar ataques de negación de servicio cuando se trata de perjudicar a una empresa, o robo de identidad cuando se trata de algún individuo, o bien el robo de credenciales para afectar la funcionalidad de secretarías de estado o empresas pertenecientes al mismo.

Hombre haciendo transacciones
Los hackers reciben financiamiento de diversas partes, a veces son contratados

«El cibercrimen es ahora un imperio criminal que funciona como cualquier otra organización delictiva, con jefes, administradores y mulas de dinero.» señaló el directivo.

El financiamiento a estas organizaciones permite que se tenga una maquinaria operativa que además de sofisticada se puede ocultar con facilidad en parte por falta de comunicación entre las organizaciones que se dedican a combatirlos.

La colaboración como clave en la lucha contra los hackers

Contra criminales organizados y dispersos en el mundo la única salida que se tiene es la organización y para ello es necesaria la colaboración.

Los expertos de Fortinet lo saben y por ello es que procura tener alianzas para atender los problemas de ciberseguridad desde distintos frentes y con entidades que pueden o no ser sus clientes.

Las asociaciones que tiene Fortinet «incluyen pares de Inteligencia de amenazas, equipos nacionales de respuesta a emergencias comunitarias (CERT), equipos de respuesta a incidentes de seguridad informática (CSIRT), agencias gubernamentales, organizaciones internacionales de aplicación de la ley (incluidas la OTAN e INTERPOL) y otros socios críticos como MITRE y el Centro de Ciberseguridad del Foro Económico Mundial. Fortinet también pertenece a INTERPOL ICGEG (Grupo Global Experto) y trabajamos con el FBI para ayudar a combatir el cibercrimen y el ciberterrorismo.» indicó Manky.

Estas alianzas buscan que se pueda mitigar el alcance de los hackers al momento de atacar y que se pueda castigar a los responsables que se encuentran detrás de un ataque, no sólo a los que reciben paga por ello, sino también a quienes lo financían.

El usuario también colabora

En la formación de un ambiente colaborativo para detener a los ciberdelincuentes los usuarios son vitales, ya que cada uno puede cuidar de su información y datos y entender cómo reaccionar en el momento en que se presente un ataque.

La clave se encuentra en la formación y en la cantidad de información que se tiene respecto al destino que suelen tener nuestros datos con todas las interacciones que hacemos en internet.

Es muy importante entender quién o quienes manejan nuestra información y con qué fines. En caso de ser víctimas de un ataque es muy importante denunciarlo, ya que la falta de denuncias permite a los delincuentes seguir impunes.

Las métricas sobre detecciones de hackers (0.05%) son tan bajas en buena medida porque los usuarios no lo denuncian, en parte porque creen que no es necesario o importante, en parte porque se sienten solos ante el tamaño de los atacantes.

Usuario consultando su teléfono inteligente
El usuario también colabora con su seguridad

«A veces puede parecer que los ciberdelincuentes tienen la ventaja porque su imperio criminal se ha vuelto tan grande y rebelde que cada vez es más difícil contenerlo. Sin embargo, los esfuerzos están dando sus frutos. La ciberseguridad es un juego largo y no todas las acciones tienen un efecto inmediato. Pero la creciente presión de las voces defensoras está teniendo un impacto.» señaló Manky

Somos dependientes de la economía digital y la pandemia lo mostró con la frialdad que se puede esperar de este tipo de acontecimientos que le cambian el rostro al mundo, por ello es vital que cada sujeto, organización, empresa o estado trabaje colaborativamente para mantener la seguridad de la información y a los hackers lejos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.