Popocatépetl 001 scaled

GeeksTerra.- El volcán Popocatépetl debe ser vigilado constantemente, y para ello se emplea la tecnología, ya que facilita la labor de recabar información y procesarla de obtener debidamente antes de emitir una alerta a la población y con ello salvar miles de vidas.

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), actualmente se tiene la capacidad de obtener cerca de 2400 datos cada segundo, los cuales provienen de instrumentos y comunicaciones como sismómetros, estaciones GNSS, mediciones de deformación y señales de infrasonido.

Paulino Alonso Rivera, del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), señaló en el Instituto de Geofísica (IGf) que actualmente se cuenta con 11 cámaras y 12 sismómetros, estaciones para la medición de deformación, estaciones meteorológicas, un detector de flujos de sedimento y aguas, y sensores infrasónicos.

IMG 20191015 134148

Los avances en observación han sido muchos en los últimos años, pero siempre es posible mejorar el análisis y la interpretación de los datos, por lo que en colaboración con otros proyectos, algunos con colaboradores internacionales se plantea el mejoramiento de la red de monitoreo geoquímico y la posible instalación de de una cámara térmica de manera permanente.

La vigilancia sobre los volcanes activos puede ayudar a alertar a la población que se ubica en zonas de riesgo, ya que una erupción puede resultar fatal por la velocidad con la que se arroja el material incandescente que emanan estos colosos.

En este sentido la tecnología que permite el monitoreo de los volcanes se convierte en una inversión necesaria y permanente, ya que no basta con la adopción de instrumentos, también hace falta la capacitación de personal capaz de manejar esos instrumentos y de comprender la información que arrojan.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *