GeeksTerra 28 Septiembre.- Cuphead es un Indie que se distingue porque tiene como base creativa a los dibujos animados de 1930, porque es la prueba de que un gran proyecto trae consigo grandes compromisos; y porque para ser un Indie ha alcanzado ventas bastante elevadas en un tiempo muy corto.

El fundamento del juego son los dibujos animados clásicos, los cuales fueron hechos a mano, por un equipo pequeño, pero dedicado, y recibieron un trabajo de animación que los hace moverse a 60 fotogramas por segundo, dando como resultado un título dinámico y nostálgico a la vez, que no es tan fácil para los gamers de nueva generación, ya que recuerda un tanto la dificultad de los juegos clásicos de los ’80.

Los personajes del título tienen como misión salvar a sus almas (no son sus novias, no princesas, para por fin variar) de las garras del Diablo, quien aparece en toda su magnificencia debido a que las caricaturas de los años ’30 no eran tan conservadoras, ya que estaban dirigidas a un público exigente (es decir deseosos de sexo, drogas y charleston), que no se conformaba con la maravilla de ver imágenes fijas en movimiento.

La aventura de Cuphead y Mugman comienza cuando dos tacitas, menores de edad, salen a jugar y de repente se encuentran con un Casino en el que apuestan  todo. Llega un momento en el que incluso pierden sus almas y deben enfrentar a los enemigos más variopintos que se le ocurrió al equipo de HDMR.

Los hermanos responsables de la idea que hizo posible Cuphead, son Chad y Jared Moldenhauer, quienes apostaron todo por su sueño, y tras anunciar lo que harían y darse cuenta de que necesitaban a más personas para sacar el proyecto adelante decidieron rehipotencar sus casas y renunciar a sus empleos, para dejar su tiempo disponible para hacer cada trazo, pensar en las dificultades con las que se encontraría cada jugador y materializar su sueño en pixeles.

Tras dos semanas de su lanzamiento, el título vendió un millón de copias, con las que muchos han probado la dificultad que tenían los títulos arcaicos y la innovación de poder elegir el movimiento de los dibujos animados, que sólo los videojuegos trajeron consigo.

Cuphead es la unidad entre lo clásico y lo no tan clásico, ya que brinda enemigos poderosos, la posibilidad de jugar con la compañía de alguien más y la fluidez de movimiento que sólo se puede tener con las consolas actuales, por lo que si se le tuviera que comparar, se puede decir que la experiencia de juego con este título equivale a disfrutar de una orden de cinco tacos al pastor con todo, es decir, obtendría el máximo puntaje en escala de lo bueno.

El nuevo juego retro está disponible en Xbox, PC y Nintendo Switch

Checa nuestra reseña en video

Ramón Aguilar
Camarógrafo, editor, productor, posproductor de video, y fotógrafo avalado por Canon Academy. Además es piloto de drone con licencia para volar emitida por la SCT. Reportero apasionado por la tecnología desde hace más de una década y gamer de corazón desde antes de nacer. Suma su capacidad y experiencia al proyecto GeeksTerra.
Suscríbete
Notificar a
guest
0 ComentarioS
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios