GeeksTerra 27 agosto.- Con la finalidad de posicionar a México en asuntos relacionados con la exploración planetaria y la obtención de energía en sitios lejanos a nuestro hogar, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)  ha desarrollado la operación COLMENA, con la que se colocarán nueve robots en la Luna.

COLMENA se llevará a cabo a mediados de 2021 y consiste en colocar a nueve robots pequeños en la superficie del satélite natural de la Tierra, estos equipos de ocho centímetros de diámetro y cuatro de altura se desplegarán en la superficie y crearán un panel solar.

El responsable del proyecto, el Investigador de Ciencias Nucleares (ICN), Gustavo Medina Tanco indicó que con este proyecto se pretende colocar a México en una industria que seguramente crecerá en la medida en que se desenvuelva la exploración de cuerpos celestes como asteroides y lunas.

“Se trata de una acción para posicionar tecnológicamente a México en una nueva etapa de exploración científica y explotación comercial, que probablemente se desarrollará en asteroides y lunas”, señaló Tanco.

El lanzamiento de los robots pequeños estará a cargo Astrobotic, que es una empresa privada estadounidense en busca ampliar la exploración científica, turística y de búsqueda de recursos en el espacio exterior, ésta firma trabaja en proyectos con otros países y con la NASA.

De acuerdo con datos de la UNAM, el trabajo realizado en la misión COLMENA es completamente colaborativo, ya que en el desarrollo de la misma participaron alumnos de diversas carreras afines con los conocimientos de ingeniería, matemáticas, actuaría, física y otras.

Cabe señalar que este proyecto destaca por el bajo peso que supone llevar este tipo de tecnología a luna, el cual es factor determinante en cuanto al costo del lanzamiento y la posibilidad de llevarlo.

Entre los retos que debe enfrentar la tecnología desarrollada para el espacio se encuentra el de la supervivencia en  ambientes completamente hostiles, ya que la falta de una atmósfera que distingue a lunas y asteroides, por ejemplo, hace que la tecnología desplegada en el espacio exterior se vea atacada directamente por la radiación solar y por el polvo estelar.

“Estos cuerpos celestes poseen una capa de regolito, un polvo muy fino, abrasivo, radiactivo y cargado electrostáticamente, sumamente dañino para toda la tecnología que se pretenda desplegar en ese ambiente, especialmente cerca del suelo”, indicó el experto.

El desarrollo de tecnología espacial es un asunto de vital importancia para la supervivencia de una población en constante crecimiento, habitando en un planeta de recursos limitados, sin embargo el costo de las misiones espaciales es muy elevado, por lo que a nivel internacional es necesaria la colaboración de instituciones, organizaciones y universidades.

La misión COLMENA de la UNAM se encuentra inscrita entre las 28 cargas que Astrobotic entregará a la luna en julio de 2021, entre las que van además 14 cargas de la NASA.

Fuentes: UNAM y Astrobotic

Maigo Gómez
Licenciada en Filosofía con experiencia en la generación de contenido WEB desde hace 10 años.Además, se ha desempeñado como docente y guionista en varios proyectos creativos.Actualmente analiza los efectos de la tecnología y la digitalización de la vida cotidiana.Se une a GeeksTerra con una visión crítica y sobre el desarrollo tecnológico.
Suscríbete
Notificar a
guest
0 ComentarioS
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios