Todo lo que debes saber sobre la impresión 3D

La tecnología de la impresión 3D es algo que puedes usar en tu negocio porque abarca una gran gama de aplicaciones y materiales

Impresora 3D trabajando

La tecnología de impresión 3D ha revolucionado nuestra forma de crear cosas, permitiéndonos producir rápida y fácilmente objetos tridimensionales con una gran variedad de materiales. Las impresoras 3D utilizan un proceso denominado fabricación aditiva, que consiste en utilizar un dispositivo controlado por computadora para depositar capas de material con la forma deseada, misma que ha sido diseñada con antelación.

El resultado del proceso de impresión es un objeto en tres dimensiones, de ahí el nombre de “estereolitografía”, o impresión 3D, pues el artículo obtenido tiene longitud, anchura y profundidad calculables.

Esfera con diseño impresa en 3D
Impresión 3D

La tecnología de impresión 3D ha avanzado mucho desde su invención en 1984, y hoy en día hay muchos tipos de impresoras 3D disponibles en el mercado. Van desde modelos de sobremesa para aficionados hasta máquinas industriales para la producción a gran escala.

El reto de crear una impresora 3D radicaba en la posibilidad de pensar en la división de un objeto real a diversas capas transversales, de ahí la necesidad de usar determinados programas de computadora que permitan a quien emplea estas impresoras obtener lo que desea y no un objeto mal hecho o una escultura deforme.

El reto lo llevaron a cabo Charles W. Hull, quien ideó una forma de imprimir objetos sólidos al usar capas muy delgadas de un material curable mediante radiación UV y los franceses Alain Le Méhauté, Olivier de Witte y Jean Claude André, quienes escribieron la patente del proceso tres semanas antes que Hull, pero que perdieron la inscripción debido a que no se encontró un uso comercial a esta invención.

Hull no desasistió y se mantuvo firme en la creencia de que la impresión 3D tenía aplicaciones útiles y comerciales, por lo que decidió Cofundar 3D Systems, en donde se fueron explorando campos de aplicación para la “estereolitografía”, hasta que se determinó que cualquier material capaz de cambiar de sólido a líquido y perdurar en el tiempo puede servir para hacer impresiones 3D.

Existen muchos tipos diferentes de materiales de impresión 3D, como polímeros plásticos, aleaciones metálicas, cerámica e incluso materiales biocompatibles.

Con esta amplia gama de opciones a su disposición, los consumidores pueden disfrutar ahora de libertad creativa cuando se trata de proyectos de impresión 3D. Desde implantes médicos hasta muebles o juguetes, cualquier cosa que podamos imaginar puede imprimirse en tres dimensiones con la ayuda de una impresora 3D.

¿Qué es la impresión 3D?

Una impresión 3D es básicamente la creación de un objeto tridimensional con una máquina capaz de colocar millones de capas de ese material, una tras otra, antes de que solidifique.

En ese sentido, se puede decir que para tener una impresión 3D es necesario pensar el objeto a imprimir en secciones transversales, calculadas con todo el cuidado posible, por ello un modelo digital es fundamental para tener éxito en lo que se emprende.

Además, es importante entender cómo es que reaccionan los materiales que se usarán para hacer la impresión, por lo que el trabajo de impresión en 3D implica colaboración entre físicos y químicos que puedan determinar la conveniencia o inconveniencia de usar determinados materiales.

No es de extrañar que las primeras industrias en apostar por objetos impresos en 3D fuera la automotriz, ya que el diseño de vehículos ha permitido el uso de materiales con los que es posible hacer impresiones 3D que protegen la integridad de los ocupantes de los vehículos en caso de algún percance.

Forma impresa en 3D después del trabajo de ,modelado
Modelado de impresión 3D

Cuando se trata de la creación de prótesis, o de tejidos orgánicos, es más que evidente la necesidad de conocimientos sobre medicina para el diseño de los objetos 3D destinados a mejorar la calidad de vida de los pacientes o a salvarles la vida.

Tecnología de impresión 3D

La tecnología de impresión 3D, se pensó desde el momento en que surgieron las impresoras de inyección de tinta, y algunos ingenieros como el Dr. Hideo Kodama del Institituto Municipal de Investigación Industrial, en Nagoya, Japón, idearon la posibilidad de mandar a imprimir objetos sólidos con la facilidad con la que hoy en día se manda a imprimir una hoja de papel.

El proceso tardó más tiempo en encontrar aplicaciones comerciales que en surgir, ya que esta tecnología consiste básicamente en usar un material que puede pasar de un estado líquido a sólido y que se puede ir añadiendo en líneas transversales previamente calculadas con ayuda de una computadora.

Las aplicaciones que hoy en día tiene esta tecnología son cada vez más, en algunas industrias se emplean para crear piezas mecánicas, en medicina para crear implantes y en casa para hacer figuras.

Las impresoras 3D ya son tan accesibles al público en general que algunas de ellas se pueden tener en casa y pueden ser empleadas por aficionados o por quienes emprenden un negocio asociado con la decoración del hogar, entre otras aplicaciones que poco a poco se van encontrando en tanto que avanza el diseño de materiales apropiados.

Entre las principales aplicaciones de tecnología de Impresión 3D que se tienen se encuentran la fabricación de órganos, tejidos e implantes médicos, la creación de piezas en talleres y fábricas, la disposición de piezas en la industria aeroespacial, en la arquitectura y en la industria de la construcción.

Actualmente, se apuesta por la creación de una casa que sea totalmente impresa y que pueda ayudar a reducir los costos de vivienda digna.

Métodos de impresión 3D

A pesar de que el principio de fabricación aditiva es el mismo en las impresiones 3D, no por ello hemos de considerar que existe un único método para poder llevar a cabo un trabajo de impresión que sea satisfactorio, la técnica de impresión a usar viene dada por los materiales y la finalidad que tiene esa impresión, por ello, conviene hablar un poco de los métodos de impresión que se usan actualmente.

Técnicas de impresión 3D

A. Modelado por deposición fundida (FDM)

El modelado por deposición fundida (FDM) es una tecnología de fabricación aditiva que utiliza termoplásticos, es decir, plásticos que reaccionan al calor, como materia prima principal.

La FDM funciona calentando el termoplástico hasta un estado semilíquido y dándole forma después a través de una boquilla para crear capas del objeto que se está fabricando.

Este proceso permite fabricar formas y objetos complejos con materiales como ABS (acrilonitrilo butadieno estireno), PLA (ácido poliláctico), PC (policarbonato) y PETG (poliéster de glicol).

La FDM también ofrece una excelente precisión dimensional y resistencia en comparación con otras tecnologías de impresión 3D. Además, la FDM produce piezas con una gran calidad superficial, lo que la hace ideal tanto para la creación rápida de prototipos como para series de producción de bajo volumen.

Cabe señalar que la FDM es una de las tecnologías de impresión 3D más rentables disponibles en la actualidad debido a sus costes de material relativamente bajos y a sus métodos de posprocesamiento.

B. Sinterización selectiva por láser (SLS)

El sinterizado selectivo por láser (SLS) es una tecnología avanzada de impresión 3D que puede utilizarse para producir piezas complejas a partir de diversos materiales.

Este proceso utiliza un rayo láser de alta potencia para fundir pequeñas partículas de polvo en estructuras sólidas capa a capa.

El proceso SLS tiene una amplia gama de aplicaciones, como la creación rápida de prototipos, el desarrollo de productos y la producción de bajo volumen. Este método de impresión 3D ofrece un alto grado de libertad de diseño, lo que permite detalles intrincados y geometrías complejas que no son posibles con los métodos de fabricación tradicionales.

El SLS es rentable y ofrece un alto rendimiento debido a que maneja undesperdicio mínimo de material.

En general, esta tecnología de vanguardia ofrece muchas ventajas a las empresas que buscan crear piezas únicas de forma oportuna y rentable.

C. Estereolitografía (SLA)

La estereolitografía (SLA) es un proceso de fabricación aditiva que utiliza una fuente de luz para curar la resina líquida y convertirla en un objeto impreso en 3D.

Este método de impresión 3D funciona proyectando luz ultravioleta sobre la superficie de la resina líquida, lo que provoca su endurecimiento.

Se puede decir que la Estereolitografía SLA es un proceso por capas que permite producir objetos increíblemente precisos y complejos. La SLA se utiliza a menudo para producir prototipos o pequeños lotes de productos debido a su precisión y a su coste relativamente bajo en comparación con otros métodos de impresión 3D.

LA SLA también ofrece una excelente calidad de acabado superficial y puede lograr una alta resolución en términos de detalle, por lo que es ideal para producir piezas complejas como dispositivos médicos o componentes de electrónica de consumo.

La SLA es capaz de producir objetos con una amplia variedad de materiales, lo que permite flexibilidad a la hora de elegir qué material se adapta mejor a su aplicación, aspecto que ayuda a explicar la variedad de aplicaciones de la impresión 3D en la industria.

D. Procesado digital de la luz (DLP)

El procesamiento digital de la luz (DLP) es un tipo de tecnología de proyección que utiliza un dispositivo de espejo digital microscópico para proyectar imágenes.

Este método, fue desarrollado en 1987 por Texas Instruments y se ha generalizado su uso en televisores, proyectores y otros dispositivos modernos de visualización de vídeo.

La DLP funciona reflejando la luz de una fuente externa en los espejos microscópicos sobre una pantalla. La ventaja de la DLP es que puede utilizarse para vídeo de alta definición con excelente claridad y resolución.

Como la fuente de luz se refleja en los espejos en lugar de proyectarse directamente en la pantalla, la tecnología DLP no produce parpadeos ni imágenes fantasma en la imagen. Eso la convierte en la tecnología de impresión 3D ideal para aplicaciones que requieren imágenes precisas y detalladas, como la imagen médica o la investigación científica.

E. Sinterización directa de metales por láser (DMLS)

El sinterizado directo de metal por láser (DMLS) es una tecnología de impresión 3D que utiliza un láser para fundir y fusionar polvo metálico en formas tridimensionales. Esta tecnología es la que nos permite la impresión 3D en metal de la que se habla con cierta frecuencia en la industria y hasta en las redes sociales.

Este proceso permite crear piezas complejas con geometrías intrincadas que son difíciles o imposibles de producir utilizando métodos de fabricación tradicionales, como el mecanizado o la fundición.

El DMLS puede utilizarse con diversos metales, como acero, aluminio, bronce, titanio y cromo-cobalto. Las piezas producidas mediante DMLS son ligeras pero resistentes, con una excelente estabilidad térmica y precisión dimensional.

El DMLS no requiere ningún tratamiento térmico ni químico, lo que lo convierte en una opción respetuosa con el medio ambiente para producir piezas personalizadas. Esta tecnología ha ido ganando popularidad en los últimos años debido a su versatilidad y rentabilidad a la hora de crear piezas complejas de forma rápida y sencilla.

F. Fusión por haz de electrones (EBM)

La fusión por haz de electrones (EBM) es un tipo de fabricación aditiva que utiliza un haz de electrones como fuente de energía para fundir y fusionar partículas de polvo metálico.

El polvo metálico, que sirve como materia prima de las impresiones 3D en metal, se esparce sobre la placa de construcción y, a continuación, se calienta con el haz de electrones para formar una capa. Este proceso se repite hasta que se forma la pieza o el producto deseado.

Entre las ventajas de la EBM se pueden enumerar la reducción del desperdicio de material, la mejora de la calidad y resistencia de las piezas, una mayor velocidad de producción y una mayor flexibilidad de diseño para geometrías complejas.

Este método de impresión 3D puede utilizarse para crear piezas de titanio, aleaciones de aluminio, acero inoxidable, aleaciones de cromo-cobalto y otros materiales difíciles de mecanizar, pero de mucha utilidad en la impresión 3D de aplicaciones médicas.

La EBM permite a los fabricantes ahorrar costes gracias a sus rápidos tiempos de producción y a la reducción del desperdicio de material. Teniendo en cuenta estas ventajas, es fácil ver por qué la EBM se ha convertido en una opción popular para muchas empresas que buscan soluciones de producción innovadoras.

G. Fabricación de objetos laminados (LOM)

La fabricación de objetos laminados (LOM) es un proceso que utiliza una combinación de adhesivos y laminados para crear piezas a medida. Implica la aplicación de capas o láminas de materiales sobre un sustrato con el uso de un adhesivo.

El material usado en este tipo de impresión 3D puede incluir papel, películas, láminas, láminas metálicas, plásticos, fibras, textiles y otros productos.

Este proceso se utiliza desde hace décadas en muchas industrias y aplicaciones, como la fabricación de muebles, la rotulación y el diseño de interiores.

Debido a su alto nivel de opciones de personalización, la LOM también se utiliza para la creación de prototipos y series de producción a pequeña escala de artículos como dispositivos médicos y componentes industriales.

El proceso de fabricación que permite la impresión 3D LOM puede realizarse con impresión digital o tecnología de corte de vinilo en función de las necesidades del producto.

Con los avances de las tecnologías digitales, ahora es posible fabricar casi cualquier forma o tamaño de artículo con gran exactitud y precisión.

H. Chorro de ligante

La inyección de aglutinante es un proceso de fabricación aditiva que permite la impresión 3D. Este es un tipo de proceso basado en polvo, en el que una capa de material se extiende sobre una plataforma de construcción y luego se une selectivamente con material aglutinante líquido con el fin de crear la forma 3D deseada.

Este proceso es popular debido a su alta velocidad y capacidad para producir rápidamente geometrías complejas. Además, puede utilizar muchos materiales diferentes, como cerámica, metales, materiales compuestos y plásticos, por lo que es muy adecuado para una amplia gama de aplicaciones en todos los sectores, como la impresión 3D en cerámica, de la que gustan algunos artistas y profesionales del ramo.

La inyección de aglutinante también ofrece una buena precisión y calidad de acabado superficial en comparación con otras técnicas de impresión 3D.

Pero, como ocurre con cualquier tecnología, existen algunos inconvenientes, como sus limitadas capacidades de tamaño y los requisitos de acabado tras la impresión. No obstante, la inyección de aglutinante sigue siendo uno de los métodos más populares de impresión 3D por su rentabilidad y versatilidad en la impresión 3D de modelos.

I. Fusión por chorro múltiple (MJF)

Multi-Jet Fusion (MJF) es una potente tecnología de impresión 3D que ofrece una precisión, velocidad y calidad superiores de la que requieren algunas industrias.

La MJF produce piezas con geometrías complejas, detalles finos y superficies lisas, por lo que es ideal para aplicaciones en los sectores aeroespacial, automovilístico, de fabricación de dispositivos médicos y de bienes de consumo.

La MJF crea piezas de forma rápida y eficaz fusionando pequeñas gotas de polvo de plástico en un proceso capa a capa. Este proceso da como resultado piezas resistentes con un buen acabado superficial y más ligeras que los procesos de fabricación tradicionales.

Cabe destacar que la MJF imprime con gran precisión y repetibilidad, al tiempo que ofrece plazos de entrega rápidos. Con sus muchas ventajas sobre los métodos tradicionales de fabricación, la MJF es cada vez más popular como forma rentable de producir rápidamente piezas de alta calidad.

J. Impresión PolyJet

La impresión PolyJet para trabajos en 3D es una tecnología de vanguardia que ofrece una precisión y un detalle inigualables a la hora de producir modelos 3D.

Esta forma de impresión 3D funciona combinando las dos tecnologías de inyección de tinta y fotopolimerización en un único proceso, lo que permite obtener resultados increíblemente precisos y detallados.

La impresión PolyJet también utiliza múltiples materiales en un solo trabajo, lo que ofrece a los usuarios la posibilidad de crear formas complejas con diferentes texturas y colores.

Además, gracias a su versatilidad, la impresión PolyJet 3D puede utilizarse para una gran variedad de aplicaciones, como la creación de prototipos, la fabricación de moldes, los implantes médicos, el diseño de productos, la réplica de obras de arte y mucho más.

En definitiva, la impresión PolyJet es una herramienta inestimable para cualquier empresa o particular que desee crear modelos 3D de alta calidad con una precisión y un detalle excepcionales, lo que te dejará crear un objeto deseado para ti o para tus clientes con distintos materiales o texturas.

K. DLS de carbono para impresión 3d

Carbon DLS (Digital Light Synthesis) es una innovadora tecnología de impresión 3D que tiene el potencial de revolucionar la industria.

Este proceso permite a los usuarios producir rápidamente piezas funcionales de gran complejidad en cuestión de horas, con una precisión y un acabado superficial inigualables.

Mediante el uso de la química activada por la luz, los polímeros reforzados con fibra de carbono se curan capa por capa con una precisión exacta, lo que permite a los usuarios crear piezas con geometrías intrincadas y detalles finos que no se pueden conseguir con los métodos de fabricación tradicionales.

La técnica de Carbon DLS también es capaz de producir piezas con propiedades físicas superiores a las de los materiales de impresión 3D tradicionales, como el PLA o el ABS. Esto lo hace ideal para aplicaciones que van desde componentes aeroespaciales y de automoción hasta productos de consumo y dispositivos médicos.

El método de carbón DLS es una potente herramienta para los fabricantes que buscan ampliar los límites de lo que es posible en la impresión 3D, así que si eres innovador, este método puede ser el mejor para ti.

L. Extrusión de materiales para impresión 3D

Uno de los métodos más populares de impresión 3D es la extrusión de materiales. Este proceso consiste en empujar un filamento de plástico calentado a través de una boquilla, creando una fina línea que puede utilizarse para construir capas de material con el fin de producir un objeto tridimensional.

El filamento de plástico se introduce en una extrusora, donde se funde y sale por la boquilla a alta presión. Este método permite controlar con precisión la forma y el tamaño de cada capa, lo que permite crear diseños complejos con rapidez y precisión.

La extrusión se ha convertido en uno de los métodos más utilizados en la impresión 3D debido a su adaptabilidad, precisión y coste relativamente bajo en comparación con otros métodos, lo que lo convierte algo ideal para aplicaciones caseras o propias de los estudiantes de diseño.

Software para impresión 3D

Para hacer un trabajo de impresión 3D es necesario hacer una serie de cálculos complejos que permitan a los diseñadores cortar un objeto en capas, las cuales al ser superpuestas ayuden en la formación de un objeto tridimensional.

Actualmente, en el mercado existen diversos programas de software que ayudan a los creadores a realizar los cálculos y cortes en capas desde distintos ángulos de un objeto para llevar lo que se piensa de manera plana a un objeto con volumen.

A continuación te dejamos una breve descripción de los programas de software más usados en la impresión 3D, así que antes de invertir en una impresora contemples el tipo de programa que debes usar y los costos de éste.

a) TinkerCAD

Autodesk desarrolló un software de impresión 3D gratuito para quienes están interesados en sacar mejor provecho a las impresoras 3D, se trata de TinkerCAD.

En esta aplicación puedes comenzar a explorar el trabajo que puedes realizar con la mayoría de las impresoras 3D, y puedes iniciar tu camino como diseñador con los programas educativos que sirven de introducción a Autodesk.

Si estás iniciando en este camino, puedes tomar como punto de partida los proyectos de otros usuarios, así podrás inspirarte para sacar el mayor provecho a tu imaginación y perder el miedo, usa la impresión 3D como una gran aliada para mejorar tus productos o presentaciones.

b) SketchUp

La impresión 3D se ha convertido en una tendencia que permite a muchas industrias reducir costos y optimizar procesos de producción, pero antes de comenzar a imprimir y gastar materiales para imprimir en 3D a lo loco, es muy importante apostar por un buen modelado.

Los desarrolladores de SketchUp saben sobre la importancia de los modelos 3D para fabricar sueños y por ello ofrecen un programa que se puede utilizar en una versión gratuita y otra de paga, si no tienes mucha idea de cómo debes programar para obtener los mejores resultados con una impresora 3D, entonces puedes ver los tutoriales que existen sobre el uso de este programa.

c) Slic3r

Slic3r es un software de modelado en 3D de código abierto, la ventaja de este programa es que es compatible con muchas impresoras 3D de las que ya existen en el mercado, por lo que es muy probable que te libres de problemas de compatibilidad al usar este programa.

Si ya tienes algo de experiencia con las impresoras 3D y con el trabajo que implica hacer los modelos 3D que vas a imprimir, puedes probar con Slic3r para conseguir mejores resultados con diferentes tipos de impresoras 3D de las que ya existen en el mercado.

d) 3D Slash

La impresión 3D en el mundo comienza a exigir conocimientos de software que quizá no tengas en este momento, pero que puedes adquirir con un poco de paciencia y aplicación de tu parte, para quienes no tienen ni idea de lo que implica modelar en 3D es posible usar 3D Slash, un software que puedes usar gratuitamente.

Para algunos de los usuarios, 3D Slash es un software intuitivo y fácil de usar, la versión de paga tiene algunas funciones que pueden ser útiles para trabajar mejor los modelos que desarrollas, especialmente cuando tienes que pensar en que el diseño de un producto no solamente implica la forma, sino el conocimiento de los procesos y materiales que intervienen en su fabricación.

Si bien, 3D Slash no es un programa para realizar trabajos de impresión 3D especializados en un material en específico, sí te puede ayudar a conocer cómo es que inicia el trabajo que hay detrás de lo que puedes lograr con una impresora 3D

e) Autodesk Maya

Autodesk Maya es un software usado por especialistas en animación para la creación de personajes y modelados como los que ves en las películas de acción de algunas de las casas productoras más grandes de la industria.

Este software te permite animar, modelar, simular y renderizar tu trabajo en 3D, las herramientas de modelado son las que más sirven para los creadores de objetos que serán impresos en 3D.

Al momento de pensar en el uso de un software como Autodesk Maya debes tener en cuenta que el costo de este conjunto de herramientas es por la licencia para usarlas, así que deberás pagar cada cierto tiempo para poder utilizar este software.

Los precios varían dependiendo del plan que contrates, el cual puede ir de los $3,087 pesos mexicanos al mes, a los $74,364 pesos por una licencia de uso de 3 años, aproximadamente, ten en cuenta que los costos pueden variar, ya que estos se ajustan o bien es posible encontrar descuentos ofertados por los desarrolladores.

f) Blender

Blender, a diferencia de Autodesk Maya en un software de uso gratuito, esto debido a que se mantiene con las donaciones que los usuarios deciden hacer, la gratuidad de este programa de cómputo se debe a que es un programa de código abierto.

Al ser un programa que permite las colaboraciones de los usuarios que ayudan en la formación del mismo, Blender no cuenta con algunos servicios que sí te dan otras licencias, como el soporte que suelen ofrecer para que resuelvas algunos problemas y dificultades que se presentan al momento de programar.

La ventaja que tiene Blender, radica en que tú eres el propietario de lo que programas en este software, tus derechos de autor están protegidos y garantizados, al grado que puedes comercializar los productos que realices mediante este programa sin tener que pagar regalías por ello.

De este modo, lo que modeles con Blender e imprimas en 3D es completamente de tu propiedad, a menos que se trate de figuras pertenecientes a otro creador, en cuyo caso sí, deberás pagar algún tipo de licencia, especialmente si se trata de personajes de películas o de videojuegos de los que no tengas los derechos.

Pero, debes actuar con cautela con los programas de código abierto para mantener siempre la seguridad de tu equipo de cómputo, por lo que no está mal que establezcas una estrategia integral de seguridad a la que prestes atención constante.

g) Houdini

El software Houdini fue creado por dos entusiastas de la animación que se unieron para ofrecer herramientas a los desarrolladores de contenido interesados en este mundo, este programa actualmente es usado por desarrolladores de videojuegos para crear cinemáticas en alta definición.

Un punto interesante de Houdini en la impresión 3D radica en que puedes comprar la licencia de uso de esta aplicación de modelado de acuerdo con tus intereses, los cuales pueden ser educativos o comerciales, los costos de las licencias varían, así como los límites de las mismas.

Con la licencia para estudiantes, por ejemplo, no eres dueño de lo que modelas si es que quieres usar tus trabajos con fines comerciales, aunque la formación respecto a las ventajas de este tipo de programa las conocerás mejor que nadie antes de aplicarlas a las impresiones 3D que deseas realizar.

h) Cinema 4D

Cinema 4D es un software que te permite lograr trabajos en modelado 3D ya sea sólo o en equipo, la finalidad de los modelados que consigues con este programa es tener simulaciones que te ayuden a tener imágenes en movimiento con la facilidad que proporciona la tecnología actual.

Aunque para la impresión 3D el movimiento sólo es esencial cuando se hacen pruebas de resistencia de los materiales, antes de emplearlos en un objeto, con la aplicación de Cinema 4D al desarrollo de productos, podrás estar un paso adelante de la competencia en tu sector.

Siempre y cuando, el uso de este o de otro software sea el más apropiado para el diseño de lo que deseas obtener, ya que no todo se trata de imágenes 3D en movimiento, sino de objetos 3D que pueden estar sometidos a las fuerzas físicas del mundo real.

Cinema 4D tiene un costo aproximado de $59.91 USD al mes, aunque tienes la posibilidad de comprar la licencia de manera permanente si decides invertir un poco más en ello. Actualmente, la compañía te ofrece 14 días de prueba gratuita para que veas qué tanto te conviene invertir en la adquisición de la licencia.

Cabe señalar que existen otros programas para modelar en 3D, algunos de ellos son ZBrush, Modo y en algunos casos puedes acceder a plataformas gratuitas que te permiten trabajar en el modelo de aquello que deseas imprimir en 3D, sólo que estos programas o plataformas tienen limitantes que pueden no molestarte al inicio, pero si te piensas dedicar de manera profesional a la impresión 3D quizá te convenga probar otro nivel de programación.

Impresoras 3D

Antes de invertir en una impresora 3D es muy importante considerar el uso que se hará de la misma, será casero, para un negocio o para ofrecer algún tipo de producto en la industria, si es el caso que será para la industria, hay que considerar si será para aplicar impresión 3D en arquitectura, en construcción o con fines médicos.

Al ver el uso que se dará a una impresora 3D se deberá contemplar el material que usa, nylon, cerámica, policarbonato, metal o trabajarás impresión 3D en resina, el tipo de material definirá las posibilidades de lo que puedes hacer o no con una impresora 3D y de lo que puedes ofrecer a tus clientes.

Además debes considerar el tiempo que dura el trabajo de la impresora, considera que la impresión 3D es un proceso que se puede tomar varias horas o días en terminarse, por lo que el costo del servicio de impresión 3D que puedas ofrecer dependerá de la cantidad de objetos que logres hacer en el menor tiempo disponible.

El diseño 3D también requiere tiempo, por lo que si vas a invertir en una impresora 3D debes ver cuál es el software con el que funciona, qué tan complicado es usar ese software y si te ofrece algún tipo de soporte o no, dependiendo de eso serán las dificultades con las que te enfrentes al iniciar en la impresión 3D.

Ten en cuenta que hay diferentes tecnologías de impresión 3D, de modo que encontrarás distintas impresoras 3D que ofrecen diversas posibilidades dependiendo de lo que uses entre una amplia gama de materiales, lo que abre grandes posibilidades en el futuro de la impresión 3D.

Material de impresión 3D

Los materiales de impresión 3D son tan variados que se puede decir que este tipo de tecnología comienza a incursionar en casi todas las industrias, si bien en un inicio lo que podía imprimirse en 3D se limitaba a figuras de resina a las que no se les encontraba algún uso comercial, hoy en día gracias al desarrollo de nuevos materiales las impresoras 3D ofrecen una amplia gama de aplicaciones.

Los equipos y materiales para utilizar la impresión 3D van desde resinas, hasta cerámica o metal, por lo que ya no es extraño que una pieza impresa en 3D se convierta en la solución para un problema como la producción de refacciones, ya que sólo se produciría lo que se va a ocupar y se reducen los costos de sobreproducción, por ejemplo.

Los materiales de alto desempeño ayudan a crear objetos en 3D con los que antes sólo era posible soñar, pero que ahora contribuyen al desarrollo de industrias como la aeroespacial, los objetos en 3D impresos comienzan a hacerse comunes debido a la gran variedad de materiales usados en el desarrollo y diseño de las impresoras que comienzan a llegar al mercado.

Futuro de la impresión 3D

Las tendencias en impresión 3D convierten a este mercado en un campo de inversión atractivo para creadores, artistas, arquitectos e ingenieros interesados en mejorar algún aspecto de su trabajo mediante el uso de modelos digitales en 3D, los cuales permiten disminuir costos de producción y mejorar el funcionamiento de algunos artículos.

El CAD TRENDS 2022 In Manufacturing, estudio que llevó a cabo The Busines Advantage Groupo, señala a la impresión 3D como una tecnología prometedora en el ámbito digital.

Actualmente, se estima que la impresión 3D tiene una penetración en el mercado del 33%, misma que crecerá hasta el 60% en los próximos años.

Aunque en México no se ve la presencia de la impresión 3D con la frecuencia con la que se aprecia en otros países del mundo, eso no implica que sea una tecnología a la que no se tendrá acceso en algún momento, las compañías que más usan la impresión 3D en el mundo son las medianas, aunque la impresión 3D ya genera expectativas altas en lo que implica el consumo personal.

Quizá algunas compañías consideren la inversión en impresión 3D como algo innecesario, pero la construcción de modelos 3D en las frases previas de la fabricación de un producto permite ahorros considerables en fases avanzadas de la producción, ya que desde el diseño se proveen diversos problemas con los que se encuentran quienes se ven en la necesidad de producir mecanizadamente algún objeto para someterlo a pruebas.

La impresión 3D también puede contribuir al crecimiento de las empresas, ya que ayuda en la innovación que se requiere para sobresalir en el mercado, ya sea porque permite explorar el uso de materiales nuevos e incluso exige el desarrollo de materiales nuevos, mismo que tienden a ser más resistentes, sustentables y económicos que los usados actualmente.

Innovación a través de la impresión 3D

Los campos de aplicación de la impresión 3D son bastos, la visión de los mismos depende en buena medida de la capacidad creativa de quienes deciden apostar por la fabricación aditiva, actualmente se pueden utilizar muchos materiales para producir distintos objetos, que van desde una casa completamente impresa en 3D, hasta instrumentos musicales.

Pero, por lo pronto, los campos de aplicación de la impresión aditiva se encuentran en la fabricación de prototipos, la impresión de repuestos para el trasporte o maquinaria, la creación de dispositivos para la salud, para los que se pueden utilizar otros materiales, además de los más populares, como la resina o la cerámica, y en el campo de la moda se han logrado avances respecto al uso de gama amplia de materiales, lo que permite cierta sustentabilidad en este campo.

Las opciones que se encuentran en este campo, hacen que la impresión 3D se convierta en un área de inversión para aquellas empresas interesadas en innovar con las tecnologías y materiales con los que nos relacionamos para resolver problemas cotidianos como la disponibilidad de refacciones o piezas de disversos materiales.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *