Tintorería Jeff

GeeksTerra.- La industria de la tintorería incorporó Inteligencia Artificial (IA) para mejorar los procesos de cuidado de la ropa y para contribuir al cuidado del ambiente, lo que muestra la importancia de la innovación en actividades tan cotidianas como el cuidado de las prendas.

En entrevista para GeeksTerra el Head of US de Jeff, Vicente Suárez señaló que el impacto ambiental en cuanto a la lavandería se encuentra en el uso de químicos que dañan a la salud de las personas que trabajan con ellos y al ambiente.

“El impacto medioambiental del mundo de la lavandería y tintorería se podría medir mucho más en cuanto a al uso de los químicos que han estado asociados históricamente a la tintorería y al lavado en seco, en particular, siendo el percloroetileno un químico que es el químico más utilizado en el mundo de la tintorería y que es altamente nocivo tanto como para la persona que trabaja con él como para la capa de ozono”, señaló.

El uso de IA permite detectar lo que necesita una prenda al momento de tener que ser lavada, ayuda a detectar la cantidad de agua que requiere, si es que se usará de ella durante el proceso, el mejor ciclo al que se le debe someter y la cantidad exacta de detergentes o químicos que requiere.

Huella hídrica asociada a la limpieza de la ropa

El cuidado de la ropa que usamos implica consumo de agua, si la limpieza de la ropa se hace en casa el consumo de este líquido oscila entre los 42 y los 52 litros, para cargas que van de los 5 kg a los 7kg. El uso racional de agua, es decir exacto para el lavado de las prendas puede reducir ese gasto.

Pero, el agua que se contamina con el lavado de la ropa no se limita a lo que gasta una lavadora como las que se tienen en casa, también se debe considerar la cantidad de químicos, como detergentes o percloroetileno que se sueltan al ambiente durante este proceso.

Para el cuidado de ciertas prendas, se usa el lavado en seco, pero éste procedimiento lejos de ayudar a proteger el medio ambiente, lo que hace es contaminarlo al arrojar químicos, con el uso de tecnologías como la IA ese impacto ambiental se ve disminuido de manera considerable.

“El Internet de las cosas (IoT) nos ha dado un un paso adelante muy importante porque el mundo de la lavandería siempre se ha basado en el uso de determinados químicos que garantizaban el cuidado de la ropa. Entonces, la ropa, los tejidos que necesitaban procesos más delicados de tratamiento de la ropa, generalmente lo que hacían era aplicar químicos que la protegían“, señaló Suárez.

Cómo cambió la IA a la industria de la tintorería

La incorporación de IA en las lavadoras de tintorería y en las caseras ha permitido que se use menos agua en el proceso de limpiado de la ropa y que se detecten las fallas de las máquinas con más facilidad, lo que impide descomposturas que suponen una inversión muy grande para los interesados en repararlas.

Las máquinas se someten a un desgaste continuo a causa de su uso, y la IA permite que el estrés al que se someten las máquinas sea menor, señaló el directivo de Jeff.

“La tecnología y el hecho de poder controlar de forma no remota sino programable la acción mecánica de una lavadora nos permite llevar a cabo ciclos de lavado mucho más cuidadosos en cuanto al estrés de movimiento al que se somete a la máquina”.

Respecto a los materiales que se pueden tratar en las máquinas, es importante señalar que el uso de IA permite que se puedan controlar todas las condiciones a las que se someterá una prenda para que ésta salga limpia y sin daños de la máquina, lo que ahorra tiempo y trabajo de formación para las personas que se dedican a la tintorería.

“En los procesos de secado, por ejemplo, nunca se había pensado que determinadas telas o determinados compuestos como la viscosa se pudieran introducir en una secadora. Al tener termostatos que no solo controlan la temperatura, sino controlan la humedad de un tambor de secado es posible tratar las prendas en una máquina”, indicó

El diseño de máquinas que aprovechen mejor los recursos y que dejen la ropa limpia sin maltratarla ayuda a que se evite consumir entre un 40 o un 60 por ciento del agua que suele utilizarse, además de un 30% menos luz que con una máquina tradicional.

“Ahora las máquinas de por sí son mucho más eficientes en cuanto a la cantidad de agua que necesitan y la propia utilización de agua que hacen. Algunas de las máquinas de Jeff reciclan el agua que utilizan. Tienen un proceso de reciclaje interno de agua que les permite rehusar esta misma agua para un nuevo ciclo. ” indicó el directivo

Además cabe señalar que el uso de IA en el proceso de limpieza de las prendas permite que se desarrollen máquinas que permiten mantener la seguridad de las personas, en tanto que ya no deben exponerse a los químicos que se usan para el lavado en seco como suele ocurrir de manera tradicional.

“Estas máquinas reducen el riesgo del error humano, por lo cual, desde la dosificación de los químicos hasta los propios programas de lavado que hay que hacer, es mucho más eficiente el uso de las máquinas.” añadió Suárez-

La tintorería y el mundo de la moda

El cuidado de las prendas que usamos hasta cierto punto contribuye a luchar contra la contaminación ocasionada por la fast fashion, las personas que buscan cuidar del ambiente procuran usar prendas de buena calidad que duren un buen tiempo, además el mercado de ropa de segunda mano está creciendo a nivel global.

“Si nos vamos a los principales estudios sobre el mercado de la moda. Se estima que en cuatro años el mercado de la moda de segunda mano crezca hasta un 50 por ciento a nivel global. En países como Dinamarca, Holanda o Inglaterra está empezando a apostar muy fuerte. En España también la el la ropa de segunda mano empieza a ser cada vez una opción más accesible y más atractiva para el consumidor de ropa” señaló Suárez.

Los hábitos de consumo en cuanto a la moda cambian y eso traerá cambios en cuanto al cuidado de las prendas, ya que se espera que éstas duren más y que no pertenezcan al ámbito de la fast fashion debido a los costes ambientales de la misma.

Esta tendencia de consumo hace que las personas busquen cuidar sus prendas y que el mercado de la tintorería se encuentre vigente, por lo que es conveniente que esta industria limite lo más posible la emisión de contaminantes o el uso de recursos naturales como el agua.

“Lo que tenemos que garantizar los profesionales del sector de la lavandería es que ofrecemos procesos que garantizan más duración, mejor cuidado, más sostenibilidad. El sector tiene mucho futuro. Pero, tiene que trabajar mucho, innovar mucho para aprovechar ese futuro” señaló Suárez al hablar sobre la relación entre la industria de la lavandería y la moda.

El futuro de las tintorerías

El mundo del cuidado de la ropa se ha visto en la necesidad de evolucionar hacia la digitalización, implementando herramientas de IA que permitan el uso de máquinas que aumenten su tiempo de vida útil, al mismo tiempo que cuidan de la ropa, las personas y el ambiente.

Aunque ahora es más sencillo operar una máquina de tintorería que hace varios años, lo cierto es que la industria de la tintorería aprovechó la experiencia del sector para educar a la IA que se ha incorporado en las máquinas para este tipo de negocios.

La conjunción entre experiencia e innovación es constante, depende del mundo de la moda y del trabajo que hagan los diseñadores textiles, pues mucho depende de los materiales que se usen para la creación de prendas.

Además, como toda industria que emplee sistemas de digitalización como es el caso de la IA o que usen herramientas que dependan de la conexión a internet deben atender los aspectos de ciberseguridad que puedan caber, ya que es importante cerrar todas las puertas a los delincuentes cibernéticos.

“La lavandería tiene muchísimo futuro y se va a ver, pero para aprovechar ese futuro hay que salir de la zona de confort y pensar que la tecnología viene para ayudarnos y no viene para quitarnos nada. El percloroetileno ha hecho mucho daño en la industria de la tintorería y sigue haciendo daño. Y hay que empezar a pensar en alternativas a eso, porque son buenas para el cliente, para el ecosistema y para el bolsillo”. concluyó el directivo de Jeff.

La adopción de tecnologías como la IA para mejorar procesos y reducir costos no es algo nuevo bajo el sol, pero sí se encuentra en el futuro de toda industria o negocio, especialmente aquellos que atienden a nuestra necesidades cotidianas, como tener ropa limpia.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *