Los adolescentes son más propensos a caer en estafas cibernéticas

Estafas chavos

GeeksTerra.- Nuestro mundo moderno y la proximidad a la tecnología nos hace pensar que los jóvenes saben mejor que las personas mayores cómo evitar los peligros del mundo cibernético, pero no es el caso, no porque se muevan con naturalidad en las redes son capaces de detectar las estafas cibernéticas más comunes.

Los expertos en ciberseguridad de ESET dieron a conocer las 5 estafas en las que suelen caer los adolescentes cuando se trata de lidiar con criminales cibernéticos que buscan, sus datos, su dinero o simplemente dañar su integridad, y las 5 tienen algo en común, congtienen ofertas demasiado buenas para ser verdad.

Las 5 ofertas con las que suelen ser engañados los adolescentes en internet

La mentalidad de la juventud suele ser confiada, aunque los adolescentes tienen que lidiar con los cambios propios de su edad, eso no les impide considerar que son los únicos que efectivamente comprenden al mundo, por ello es que los delincuentes se aprovechan de esa confianza para estafarlos y dañarlos a ellos y a su familia.

La idea principal de un adolescente cuando sus padres tratan de alertarlo sobre algún peligro en la red es «A mí no me va a pasar», esta es la idea más peligrosa para los usuarios en internet, por eso independientemente de tu edad te dejamos aquí la lista que los expertos en seguridad de ESET consideran que son las estafas más comunes en las que caen los jóvenes.

1. Titulares impactantes sobre artistas del momento o información «clasificada» en redes sociales.

Tener información que los demás no quieren que se sepa es algo muy tentador, los secretos más ocultos de los artistas o lo que nadie sabe sobre ciertas organizaciones sociales y políticas es algo muy preciado entre aquellos que buscan distinguirse del resto y los adolescentes buscan hacerlo para reafirmar su individualidad.

Mediante titulares que prometen información única o imágenes que no deben ser vistas por todos debido a que alguien se puede disgustar por ello son un gancho perfecto para redireccionar a las personas a sitios maliciosos, en lo que se infecta el dispositivo que se usa para navegar o se obtienen datos sensibles a cambio de información que no es tal.

2. Descuentos increíbles, que no hay que dejar pasar

Los adolescentes buscan encajar en un grupo social, eso es propio del ser humano, por ello es que muchos artículos se colocan en el gusto de la mayoría de los jóvenes cuando son usados por algún artista o influencer, sin embargo esos artículos suelen ser caros y por lo mismo difíciles de conseguir.

Los maleantes se aprovechan del deseo común para robar información u obtener dinero a cambio de nada al poner ofertas demasiado buenas para ser verdad en artículos que están de moda y que en algún sentido dan identidad a los adolescentes como parte de un grupo.

A veces se publican ofertas que en realidad se refieren a productos falsos o que nunca llegan y que lo único que buscan es obtener los ahorros que suelen tener los jóvenes para poder conseguir artículos con los que piensan formarán parte de un grupo social al que desean pertenecer.

Esas ofertas suelen ser falsas, pero están tan bien construidas que no dan lugar a la reflexión sobre el asunto, ya que juegan con sentimientos como la escasez o la urgencia.

3. Becas falsas para los jóvenes

Los expertos de ESET señalan que otra estafa en la que suelen caer los jóvenes al navegar en sus redes sociales o en Internet, es la promesa de becas para continuar los estudios, principalmente los que corresponden a la Licenciatura o grados mayores.

Los delincuentes cibernéticos suelen publicar programas de apoyos para que los jóvenes puedan seguir estudiando, pero estos programas falsos suelen tener dos finalidades, en un primer momento obtener información sensible sobre las personas que son víctimas, eso les permite suplantar su identidad para hacer compras o pedir préstamos a nombre de alguien más.

La segunda es robar el dinero de aquellos que se registran, pues suelen pedir alguna cuota de recuperación o para trámites, misma que sólo sirve para llenarles sus bolsillos.

Los jóvenes son propensos a caer en este tipo de estafa debido a que su interés por continuar con sus estudios choca con la realidad, ya que no suele ser tan barato acudir a la universidad y menos si es que se trata de una escuela privada, pero el deseo de continuar juega en favor de los estafadores.

4. Estafas laborales

Las personas recién egresadas de la universidad se encuentran con un campo muy competido al momento de buscar un empleo, aquellos que todavía estudian suelen tener gastos asociados a sus gustos sociales que no se pueden mantener con facilidad, por lo que, buscar un trabajo, aunque sea de medio tiempo, suele ser una opción.

Los delincuentes lo saben y por ello publican ofertas de trabajo en sitios que se dedican a ello y publican sueldos que son elevados para lo que suele pedirse a las personas que sí llegan a trabajar en esas actividades.

La finalidad de esas ofertas es obtener datos, de acuerdo con los expertos de ESET, esos datos sirven para cometer actos ilícitos, robo de identidad, trámite de préstamos a nombre de la víctima o falsificación de documentos.

5. Estafas románticas

En la juventud las rupturas amorosas son comunes y por lo mismo la vulnerabilidad de las personas crece, muchos jóvenes dejan sus datos en manos de delincuentes al estar buscando amores que presumir con la o el ex, pero se meten en más líos por ello.

Entre las prácticas más comunes que usan los ciberdelincuentes se encuentra la de convencer a la víctima de compartir fotos íntimas para después extorsionarlos.

Por si te lo perdiste: Tus nudes pueden estar en Internet, jóvenes en peligro.

Estas son las estafas más comunes en las que suelen caer los adolescentes cuando navegan por internet, los padres de los jóvenes deben cuidar la comunicación con sus hijos para evitar que caigan en ellas y que pongan en peligro su futuro.

Publicaciones Similares

Suscríbete
Notificar a
guest
0 ComentarioS
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios