GeeksTerra, 25 de noviembre.- La Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTEI) de la Ciudad de México presentó los avances que ya se tienen en la construcción de un acelerador de partículas, denominado sincrotrón, que colocará a México dentro de las primeras 15 economías del mundo con al menos uno.

“Al momento, se cuenta con un terreno de 40 hectáreas y mil 157 millones de pesos provistos por el gobierno de Hidalgo (500 millones de pesos ya aprobados y el resto en proceso). Para comenzarlo se requieren de dos mil millones de pesos (100 millones de dólares), y el resto será un flujo de inversión en los cinco años que se tiene previsto concluir la obra.” señala la dependencia.

Para la construcción del instrumento que permite la observación de estructuras moleculares, y que tiene aplicaciones en la campo del conocimiento sobre el cuerpo humano, piezas arqueológicas, la observación de fenómenos naturales o de cualquier objeto que se quiera conocer de manera precisa, se requieren al menos 500 millones de dólares.

Cabe señalar que el proyecto consta de diez etapas en las que se contempla el camino que va desde la creación del órgano de gobernanza hasta la puesta en marcha del acelerador.

En el mundo existen 57 instalaciones de este tipo, por lo que el equipo que se conformó para el diseño del Sincrotrón mexicano integra a expertos de todo el mundo divididos en dos grupos, uno de ellos presidido por el investigador y profesor emérito del Centro del Acelerador Lineal de Stanford y del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Stanford, Herman Winick.

El segundo grupo está conformado por investigadores nacionales, entre los que se encuentran Matías Moreno Yntriago, Instituto de Física (UNAM); Armando Antillón Díaz, del Instituto de Ciencias Físicas (UNAM-Mor); José Ignacio Jiménez Mier y Terán, Instituto de Ciencias Nucleares (UNAM), entre otros.

Para funcionar un sincrotrón emite un tipo de luz por electrones o protones que viajan a 300 mil kilómetros por segundo, el viaje lo realizan en torno a un anillo de contención. Al acelerar las partículas los investigadores pueden estudiar a los constituyentes fundamentales de la materia, lo que tiene aplicaciones en nanotecnología, biología, física y biomedicina, entre otras ramas del conocimiento.

Aquí te dejamos un video que explica cómo es que funcionan algunas de estas herramientas.

Fuentes: SECTEI y ALBA Syncrotron

Maigo Gómez
Licenciada en Filosofía con experiencia en la generación de contenido WEB desde hace 10 años.Además, se ha desempeñado como docente y guionista en varios proyectos creativos.Actualmente analiza los efectos de la tecnología y la digitalización de la vida cotidiana.Se une a GeeksTerra con una visión crítica y sobre el desarrollo tecnológico.
Suscríbete
Notificar a
guest
0 ComentarioS
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios