Lo que pasa en las redes… se queda en el mundo

0
410

GeeksTerra, 17 de febrero de 2020.- Vivimos en la era de las redes sociales, lo que hacemos o publicamos en éstas nos puede afectar en muchos sentidos, cuántos de nosotros no nos hemos visto afectados a causa de malos entendidos ocasionados por una publicación en redes sociales.

En muchos sentidos las redes han generado movimientos políticos de importancia, ahí está la primavera árabe o los efectos de las publicaciones en las intenciones de voto en lugares como Estados Unidos.

Probablemente a nivel personal creamos que estamos seguros porque nadie nos conoce, o al menos no la mayoría, considerando que actualmente se estiman 61 millones de usuarios de Fascebook, tan sólo en México, es fácil pensar que nadie nos hace caso, pero entre nuestra publicaciones siempre hay al menos dos tres tipos de personas que pueden atender a lo que mostramos.

Por una parte están aquellas que simplemente se divierten con lo que mostramos en las redes, o que se alegran por nosotros cuando ocurre algo importante, además de que están quienes nos acompañan en momentos difíciles en cuanto los hacemos conocidos por el público que nos presta atención.

Pero, también están las personas que pueden vigilar lo que mostramos en las redes y que tienen malas intenciones, y no sólo hablo de quienes perteneciendo a relaciones pasadas se ponen a echar chisme con aquello que hacemos y dejamos de hacer, también hay delincuentes y criminales atentos a las redes y a lo que en ellas mostramos.

¿Qué información contienen las redes?

De entrada una red social tiene la manera de contactarnos, pero al mismo tiempo muestra hábitos, gustos, disgustos y preferencias políticas o religiosas, al abrir una cuenta lo menos que se nos pide es el correo electrónico, a veces una imagen de nosotros, el número de teléfono y una contraseña.

Pero hay cosas que nosotros mismos hacemos públicas y de las que se puede aprovechar cualquier persona con malas intenciones, al indicar lugares o fechas de nacimiento de los seres queridos a veces ya estamos dando a conocer la respuesta a las preguntas de recuperación para cuentas que no tienen que ver mucho con la red social.

En ocasiones al anunciar en la red que estamos de vacaciones o que vamos a salir indicamos cuándo estará nuestra casa sola y cuánto tiempo, al publicar fotos de la casa indicamos el estatus social al que pertenencemos, y a veces somos tan descuidados que al mostrar la fachada de la misma indicamos también la dirección.

Por si fuera poco, las redes muestran nuestras relaciones amorosas al mundo y qué tanto nos importan las personas que nos rodea, lo que nos pone en un punto muy vulnerable en comparación con aquellas organizaciones que buscan aprovecharse de nuestros datos personales.

En México somos especialmente descuidados con la ciberseguridad, por ello es un paraíso para que los ciberatacantes actúen, hay organizaciones dedicadas a perpetuar ataques cibernéticos y que buscan chantajear a los propietarios de los datos que secuestran ya sea quitándoles el acceso a los mismos o amenazando con hacerlos públicos entre familiares y conocidos que pueden ofenderse con esa información.

De acuerdo con el Director General de Fortinet en México, Eduardo Zamora, quien habló con nosotros sobre el panorama de ciberseguridad en México, el mayor problema con el que se encuentran los encargados de lograr un ambiente seguro para los cibernautas se encuentra en la inconsciencia de los mismos.

La seguridad es más cuestión del usuario, es un tema cultural, es una cuestión social, estamos ante un panorama de ataques más complejos, más masivos, hay mucha cantidad de ataques, los ataques no vienen de un hacker que está allá atrás de una computadora, los ataques vienen de organizaciones criminales y en muchos casos los que trabajan en esa organizaciones ni siquiera saben que están trabajando para el crimen”, dijo.

En las redes se va perdiendo la línea entre lo público y lo privado debido a que están diseñadas para publicar y que otros se enteren sobre lo que acontece en nuestra vida, y el modo en como éstas afectan nuestras relaciones interpersonales nos hacen tener cierto cuidado con los permisos que otorgamos, pero no siempre pensamos en qué es lo que dejamos que vea el mundo sobre nuestra vida y cómo es que eso que dejamos ver nos puede afectar, a veces, incluso creemos que es nuestro deben dar todos los permisos a las personas que conocemos y el cuidado de la privacidad va por otro lado.

Eduardo Zamora recomienda a los usuarios de redes tener, al menos, buenos hábitos de higiene digital, lo que significa prestar atención a lo que hacemos cuando navegamos en internet y cuando publicamos algo en las redes sociales, sea la que sea.

“Que en sus redes sociales realmente cuiden el tema de privacidad, que vean quién puede verlos, quien puede entrar, quien no puede entrar etcétera, esa es una mejor práctica, tener un antivirus en el celular, doble factor de autenticación en donde se puede, cuidar las redes sociales, hay muchísimos filtros de privacidad en las redes sociales, pero no las usamos y eso no significa que voy a perder mi amistad o que mis amigos me vean o no, sino que definan muy bien detalladamente quién puede verte, quién puede entrar”, señaló.

Cabe destacar que en ocasiones no empleamos el doble factor de autenticación en las redes sociales porque nos da pereza recordar contraseñas y claves, pero la pereza no trae nada bueno y en ocasiones la falta de higiene digital puede tener consecuencias desastrosas para la vida de los usuarios y para la vida de todos aquellos que se comunican con los primeros, ya sea otros usuarios, empresas u organizaciones.

No es malo tener redes sociales y hacer uso de las mismas, pero hay que ser más cuidadosos para no ponerse en peligro ni hacer que la vida de los demás también corra riesgo con algo que se pudo evitar.

Fuentes: Fortinet, Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí